Cancionero

Aguinaldos y Rondas de Nochebuena | Mocedad | La Esposa Infiel | Villancicos
Piropos de Ronda | Apaño de Aceitunas | Ciclo de Otoño | Las Candelas | El Rey Herodes

AGUINALDOS Y RONDAS DE NOCHEBUENA

Esta noche es Nochegüena
y mañana Navidad,
echa vino, tabernera
que me voy a emborrachar.

Ya llegamos a la plaza,
donde llega todo el mundo
a ver las buenas muchachas,
las de los cabellos rubios.

Gracias a Dios que llegamos
al rincón de la hermosura,
donde se ha eclipsado el sol,
las estrellas y la luna.

Esta calle estrecha y larga
dicen que no hay hermosura,
y hay un morenito claro
que todo lo disimula.

En el medio de la plaza
hay una piedra redonda,
donde puso Dios el pie
para subir a la Gloria.

Ya no puedo cantar más,
se cerraron los papeles,
ya me podéis perdonar
hombres , niños y mujeres.

MOCEDAD

A tu puerta estamos cuatro
todos cuatro te queremos
salga la dama y escoja
que los demás nos iremos.

Yo me voy con mi amor que es torero,
gasta banderillas de fuego,
yo me voy con él.

Porque gasta mucho salero,
mi amor es torero,
yo me voy con él.

Eres un confite blanco
metido en una redonda,
solo te faltan las alas
para ser blanca paloma.

Anoche en la tu ventana
me quisieron dar la muerte,
y yo me mantuve fuerte
con mi espada valenciana.

Pobre “garrapa”
De tía María,
La espantaron los muchachos
Se la ha cogido el “trenvía”.

LA ESPOSA INFIEL

Estaba La Filomena
entadita en su balcón.
Pasó por allí un soldado
y una señita le dio:
-Suba, suba, caballero,
que ahora tiene la ocasión,
que está mi marido a caza
a los montes de León.

Pa que no venga esta noche
le echaré una maldición.
“Que de la torre mas alta
caído lo vea yo”.
Pa que no venga mañana
Le echaré otra peor:
“Los perros de su ganado
le traigan en procesión”.
Al decir estas palabras,
a la puerta que llamó:

Baja a abrirme, Filomena,
baja a abrirme, blanca flor,
que te traigo una ciervita
de los montes de León.
Al bajar por la escalera
La color se le mudó.
¿Qué tienes mi Filomena,
que tienes, mi blanca flor?
O te ha dado calentura
o has amado a traición.

-Ni me ha dado calentura,
ni he amado a traición,
se me han perdido las llaves
de mi lindo corredor.
-Calla, calla, Filomena,
calla, calla, blanca flor,
si de hierro eran las llaves
de plata las haré yo,
que el herrero está en la fragua
y el platero en el mesón.

Al subir las escaleras
Un caballo relinchó.
-¿De quién es ese caballo
que cebada me pidió?
-Tuyo, tuyo, maridito,
que te lo he comprado yo
pa que vayas a la boda
de tu hermana la Leonor.
-Si mi hermana no se casa,
que vengo de por allí yo…

-¿De quién es aquella espada
que reluce mas que el sol?
-Tuya, tuya, maridito,
que te la he comprado yo,
pa que vayas a la caza
de los montes de León.
-¿De quién es aquella sombra
que pasea por el balcón?
-Mía, mía, maridito,
que me la parezco yo.

Al decir estas palabras
la cabeza le cortó
La ha puesto entre los platos
y a su madre la llevó.
-Aquí tiene usté a su hija
pa que la enseñe mejor.
Cuando salió de mi casa
bien enseñada salió.

APAÑO DE ACEITUNAS

A coger aceitunas
me han convidado,
mira que anillo de oro
me han regalado.
(Al arbolé,
al árbol en seco
se le corta el pie.
Al arbolé.)
El coger aceitunas
dicen que es vicio,
pocas habrá cogido
la que lo ha dicho.

Dale a la vara,
dale bien
que las verdes
son las mías
Y las negras patí,
Tipití, tipití.

Cogiendo aceitunas
se hacen las bodas,
El que va a aceitunas
no se enamora.

PIROPOS DE RONDA

Por unos ojos azules,
diera yo todo mi amor,
por unos ojitos negros,
Alma, vida y corazón.

Viene lluviendu
¡Válgame Dios!,
que se te moja
el polletón.
El polletón
la rica enagua,
viene lluviendu,
abre el paragua.

——————-

Esta noche la ronda
ya viene tarde,
que me estoy desnudando
para acostarme.

Si te estás desnudando
vuélvete a vestir,
que muchos malos ratos
paso por ti.

Si pasas malos ratos
me los perdonas,
que tu eres el dueñito
de mi persona.

VILLANCICOS

Bendicen los frutos
los castos esposos,
sufren mil trabajos
y siguen gustosos.

Ya se van aproximando,
pronto entrarán en Belén
adonde está decretado
que ha de nacer nuestro Bien.

Ya ven las almenas
del pueblo escogido,
que para su cuna
un Dios ha elegido.

Ya que entraron en Belén
los dos castos peregrinos,
fueron a pedir posada
a sus parientes y amigos.

Pueblo tan ingrato,
tirano cruel,
que cierra las puertas
al Dios de Israel.

Nació el Mesías verdadero
y el campo se iluminó,
ha nacido el Rey del cielo
para nuestra redención.

Decían los pastores:
venid a adorar,
al Hijo del Verbo
que está en el portal.

Jesús, María y José,
sed mi amparo, norte y guía,
para gozar en los cielos
vuestra amable compañía.

Noche de alegría,
vamos a bailar,
que nació el Mesías
en carne mortal.

Para Belén caminan,
quisiera saber,
un hombre de noche
con una mujer.

Si la lleva hurtada
he de imaginar,
antes de las doce
a Belén llegar.

Iban caminando
y luego encontraron
a unos pasajeros
y les preguntaron,
Si para Belén
hay mucho que andar
antes de las doce
a Belén llegar.

EL REY HERODES

Caminando va la Virgen
huyendo del rey Herodes,
y en camino pasaron
muchos fríos y calores.

Y al niño lo llevan
con mucho cuidado
porque el rey Herodes
quiere degollarlo.

Iban su camino adelante,
Y a un labrador que allí vieron
La Virgen le preguntó:
¿labrador , que estás haciendo?

El labrador dice:
Señora sembrando
estas pocas piedras
pa de aquí a otro año.

Fue tanta la multitud
que el Señor le dio de piedras
que parecían peñascos
de una grandísima sierra.

Este fue el castigo
que el Señor le dio,
por ser mal hablado
aquel labrador.

Siguen su camino adelante,
Y a otro labrador que vieron,
La Virgen le preguntó:
¿labrador, que estás haciendo?

El labrador dice:
Señora sembrando,
Este poco e trigo
pa de aquí a otro año.

Vente mañana a segarlo
y no tengas detención,
que esta fineza te hace
el divino Redentor.

Si acaso vinieran
por nos preguntando,
diles que nos viste
estando sembrando.

Estando segando el trigo
vio venir gente a caballo,
por una mujer y u n niño
y un viejo iban preguntando.

El labrador dice:
cierto es que los vi,
estando sembrando
pasaron por aquí.

¿Qué señas tenía esa gente?
mira, no nos engañes, no,
la mujer es una rosa
y el Niño parece el sol.

Él me parecía
un poco más viejo,
le llevaba a ella
quince años, lo menos.

En este mundo, señores,
no se ha visto ni se ve
segar en tan poco tiempo
otro trigo como aquel.

La paja era larga,
la espiga muy gorda,
así paga Dios
las buenas obras.

LAS CANDELAS

El día de las Candelas
segundo de febrero,
salió a misa nuestra madre,
María, Madre del Verbo.

Retírense las señoras,
y dejen paso franco
Que sube a purificarse,
María, con su Santo Niño en el brazo.

Se arrodilla el sacerdote,
delante del Padre Eterno,
que viene a purificarse,
María Madre del verbo.

María como era pobre,
no le ofrece a Dios cordero,
que le ofrece dos palomas,
según reza el evangelio.

Vuelve Señora a tu trono,
Donde estuviste primero,
Que no es digno y decoroso,
Que ande tu amor por el suelo.

CICLO DE OTOÑO

Esta calle está empedrada
don doblones de a tres mil,
que la empedró el caballero
cuando la vino a pedir.

Cógete la mantellina
y métete pa ese cuarto,
y ponte a considerar
lo que vas a hacer, un rato.

Cógete la mantilla
y métete pa esa sala,
y ponte a considerar
lo que vas a hacer mañana

Presidente de Honor
Haz click en la imagen para acceder al contenido

O recuerda noticas en la hemeroteca "Crónica de la Comarca"

Presidente de Honor. D. Martín